...........................................................................................................

VIAJES Y COOPERACIÓN

...........................................................................................................
...............................................................................................

domingo, 10 de mayo de 2009

QUE INJUSTO

Esta semana me he enterado que una niña que conocimos en nuestro viaje a Ghana en el otoño de 2007 ha fallecido hace unos meses, concretamente en enero. El primer mes del año, cargado siempre de felicitaciones, buenos deseos e ilusiones para el año que comienza, contrasta con el doloroso final de una pequeña niña ghanesa.
Quizá suena a tópico pero en este caso sin duda no lo es, era una niña realmente especial, todos los que hemos pasado por aquel pequeño mundo lo sabemos. A ninguno nos dejó indiferente su fuerza y vitalidad, y es imposible que una sonrisa no se asome a nuestro rostro al acordarnos de ella.
El sida. El maldito sida.
Las estadísticas dicen que el sida mata a millones de africanos al año. Todos nos llevamos las manos a la cabeza, y aunque sabemos que cada uno de esos millones es una persona y todo lo que le rodea, estamos ya demasiado acostumbrados a las estadísticas y quizá no somos conscientes de lo que realmente significan.
Pero hoy esa estadística tomó un nombre y un rostro.
En mi mente sólo se repite una frase una y otra vez: "que asco de mundo, que injusto".
No es justo que una pequeña de apenas unos años de edad no pueda sobrevivir a una enfermedad que podría no ser letal si se hicieran todos los esfuerzos que podrian hacerse,no es justo. Una pequeña personita que desbordaba una energía y unas ganas de vivir que contagiaban a todos.
Pienso en todos los niños que veo a diario en mi ciudad y que no son conscientes de la suerte que han tenido, en algunos aspectos, de no nacer en un continente empobrecido (que no pobre) y olvidado, machacado durante siglos. La suerte que han tenido de nacer en un lugar con un sistema sanitario que les protege en buena medida.
Esa suerte no la tuviste pequeñaja, ni tú ni tantos millones que se van contigo...
Esperemos que algun dia no tengamos que lamentar más perdidas de este modo.
Que injusto...

1 comentario:

Carmen dijo...

Lo siento Álex... y sí, QUÉ INJUSTO...

Un beso muy fuerte, y ánimo para todos los que tuvistéis la suerte de conocer a esa pequeña...

Un sentido abrazo.