...........................................................................................................

VIAJES Y COOPERACIÓN

...........................................................................................................
...............................................................................................

martes, 5 de febrero de 2008

¿POR QUE SIEMPRE SON LOS MISMOS MUERTOS?

Kenia, un país tristemente de actualidad en estas primeras semanas de 2008. Unas elecciones fraudulentas en las que todo el mundo apostaba por uno de los candidatos y acabó proclamándose vencedor el contrario de una manera bastante dudosa ha sido la gota que ha colmado el vaso y que ha hecho estallar una crisis en el país africano que ya se ha cobrado centenares de victimas a golpe de machetazo y flechas, que seguramente serian miles si el armamento presente en otros países también lo estuviera en Kenia.
Yo personalmente estoy un poco cansado de que a África solo se le preste atención para malas noticias. Casi nunca llega al telediario la otra África. Este continente no son solo niños muriéndose de hambre, conflictos bélicos o inmigrantes que huyen a la desesperada.
También es lugar de muchas historias increíbles, de gente luchadora que lo da todo por defender los derechos de los que le rodean, como Wangari Maathai, keniana defensora del desarrollo sostenible, los derechos de la mujer y la democracia, galardonada con el premio nobel de la paz en 2004, o Agnes Paregio , también keniana, elegida mujer del año por Naciones Unidas en el 2005, que lucha con ahínco por erradicar la mutilación genital femenina en su comunidad.



En casi todos los informativos y prensa nos “sugieren” como la causa del conflicto en Kenia el odio étnico y la disputa por el poder político. Sin embargo, las personas que han estado o están allí ahora mismo no piensan lo mismo. Todos coinciden en que la causa de lo que está sucediendo ahora mismo no es otra que la extrema pobreza. La gente está cansada de vivir en la miseria, de ver a los ricos pasear por la puerta de su barrio de chabolas con sus lujosos coches. Odinga, el candidato de la etnia luo que presumiblemente ganó las elecciones en realidad, prometía un cambio en la política del país hacia los pobres. La gente tenía esperanza, quizá se trataba de otro político realizando promesas que luego incumpliría pero muchas personas estaban ilusionadas con él. Tras el recuento, el que había sido presidente hasta ese momento, Kibaki, de la etnia kikuyu, se proclamó vencedor cuando todo indica que Odinga había obtenido más votos. El poder del presidente en Kenia es demasiado grande y por lo visto parece ser que no fue muy difícil para Kibaki amañar los resultados. Los Kikuyu salieron a celebrar esa victoria y los luo estallaron violentamente de rabia e impotencia al ver como les robaban las elecciones en su cara.
Si muchos de esos luos no vivieran, por ejemplo, en Kibera (el barrio de chabolas más grande del mundo y un autentico infierno, en palabras de Hernan Zin ) no habrían estallado de esa manera tan violenta. Por lo que cuentan, tanto Hernan como otros conocedores del lugar, la gente vive con un stress terrible debido a su situación de miseria y falta de oportunidades, y cualquier mecha puede prender el fuego. Kenia es un país con muchísimas desigualdades y corrupción.
Pero a parte de los luo y los kikuyu hay muchísimas otras etnias en Kenia, en un país especialmente diverso dentro de África. En una encuesta en 2003, el 63% de los kenianos decían sentirse kenianos por encima de la etnia a la que pertenecían. Es curioso. Aquí nos lo pintan como un estallido de violencia étnica, incluso se oyen paralelismos con Rwanda cuando la situación es radicalmente distinta. Sin embargo, los que conocen Kenia más a fondo opinan que se trata más de un conflicto económico y social, como casi todos en África en el que subyacen muchos intereses de terceros.
Para terminar este post, quería escribir una frase que ha comentado hoy Hernan Zin en su colaboración en el programa "solidario" de RNE 5, una frase que le decía un keniano esta misma mañana: “…lo que no entiendo es que los pobres nos matemos para que los ricos se hagan más ricos.”

























Imagenes del conflicto en Kenia en Fotogaleria en El Pais
Más información en el blog VIAJE A LA GUERRA de H.Zin