...........................................................................................................

VIAJES Y COOPERACIÓN

...........................................................................................................
...............................................................................................

lunes, 12 de mayo de 2008

POESIA SAHARAUI

.

A LA DERIVA

(Elegía a Bachir Mohamed Ali. 1987-2003)


Me abandonó la vida
cuando dejó de alumbrarla
tu risa.
El brillo cautivador de tus palabras.
Las azules palomas de tus manos.
El encanto de tus cansinos pasos.
Tu encendida rebeldía.
Tu amor por la justicia.
Tu generosidad sin medida:
tú el más hermoso amanecer
en mi vida.

Se me fue la vida
y la alegría de vivirla
y solitario y solo,
solo, solo y solo.
Cien mil veces solo
me hallo,...
si me hallo...
No hay presencia
que me haga compañía.
No hay palabras
que me alivien
y solo soy fuerte
si te lloro
y solo existo
si te pienso.
Inexistente, roto, roto
-no derrotado-
vivo, sólo, porque tú
no quieres verme muerto.

Ya no estoy en este mundo
ya no estoy en este antifaz.
En esta guarida de infancia.
En este asfalto de injusticia
donde las tardes engullen niños.

Y solo...
Solo, solo y solo.
Cien mil asesinas
soledades me habitan.
Dagas, gumías, puñales,
cuchillos, navajas, sables,
enloquecidos y hambrientos alfanjes
me horadan
y solo me ampara
el dolor y sus ancestros.

Silenciado tú -frondoso árbol
de ternura y esperanza-,
taladrada tengo el alma,
bañado en hiel el pasado,
naufragado el porvenir
y entre embravecidas aguas del presente
y a la deriva...
me aferro a lo que fuiste
hijo mío.

Y maldigo el día que no lo inaugure
tu imagen.
Y maldigo la noche que no lo arrulle
tu recuerdo.
Y sólo viviré porque tú
no quieres verme muerto.
Y viviré -mientras me duren los siglos-
en el corazón de tus palomas
y en el relincho de tus musas;
amaneciendo atardeceres,
alentando vientos contra silencios
y contra atropellos rebeldías.
En tu memoria, en tu recuerdo:
Tú el más hermoso amanecer
de mi vida.
Tú Bachir, hijo mío.

........................................

Mohamed Ali Ali Salem. (Aaiún, Sáhara Occidental 1958). Cursa sus estudios primarios y secundarios en su ciudad natal. Estos últimos se ven interrumpidos por la agresión militar perpetrada por las hordas del sanguinario rey de Marruecos, Hassan II al Sáhara Occidental. La invasión marroquí y el abandono de España al Sáhara y a su pueblo, motivan un éxodo masivo que llevaría a los saharauis a tierras argelinas.
Un año antes de éxodo de la población saharaui de 1974, obtiene el 2º premio de poesía en castellano. En los campamentos de refugiados imparte clases de español. Siete años más tarde pasa a la gestión de centros educativos (director de escuela, delegado provincial de educación e inspector docente). En el 2º Congreso de la U.J.SARID es elegido miembro de su secretariado nacional y jefe de redacción de la revista juvenil "10 de Mayo" en español.
Escribe "El globo verde" relato corto editado por la asociación "Amigos del Sáhara de Canarias". Participa en la antología de poetas saharauis "También en el desierto crecen flores". Escribe "El oasis", monólogo que representa al Sahara occidental en el Festival de Teatro "Tres continentes" celebrado en Las Palmas de Gran Canarias. En 1993 se incorpora a la rama diplomática siendo representante del Frente POLISARIO en Asturias y valencia. Traduce del árabe al español "Confesiones de mujer", libro de diversos testimonios de mujeres saharauis. Colabora en el libro "Por una paz justa: veinte años bastan" publicado por la Asociación de Amigos del Sáhara en Asturias. Colabora, prologando el libro "Sáhara en el corazón" de Salvador Pallares. Colabora, también en los proyectos cinematográficos, "Los baúles del retorno" de María Miró, y "Cuentos de la guerra saharaui" de Pedro Rosado. En el 2003, en el Dunya Festival de Roterdam (Holanda), lee algunos de sus poemas.

........................................

Textos sacados de la pagina LA MEMORIA EN LA CULTURA SAHARAUI