...........................................................................................................

VIAJES Y COOPERACIÓN

...........................................................................................................
...............................................................................................

miércoles, 24 de octubre de 2007

Seguimos Viajando

Acabamos de salir del Mole National Park, ha sido muy
especial. Nos costo mucho llegar hasta alli pero
merecio la pena sin duda. El domingo nos levantamos en
Tamale a las 5.30 para coger un bus que en unas 4
horas nos tenia que dejar en el parque nacional del
Mole. Cuando llegamos a la estacion, por primera vez
en Ghana, vimos que el autobus tenia horario, y era a
la 13.30 de la tarde, asi que estuvimos deambulando
toda la manhana y a la una fuimos a la terminal. El
autobus en el que debiamos irnos no hizo acto de
presencia hasta las 15.30, nos subimos, otra media
horita de espera y las 16 salimos en direccion a
nuestro destino, no sin antes hacer unas cuantas
paradas rapidas antes de salir de la ciudad. Cuando ya
tan solo nos quedaba una hora y media aproximadamente
para llegar... pinchazo!! fue toda una aventura, dos
horas y media para cambiar la rueda en un camino
perdido de Africa con la oscuridad y la vegetacion
rodeandonos!
Durante el camino observamos pequenhos pueblecitos
hechos chozas de adobe y paja... de pelicula.
Llegamos a las 23.30 de la noche!!! fue muy agotador.
Al dia siguiente amanecimos en el motel que hay dentro
del parque nacional, y lo primero que vimos fue un
jabali en la puerta de nuestra habitacion. Durante el
safari que hicimos a pie esa manhana vimos antilopes,
monos, elefantes, muchisimos jabalies, y un par de
cocodrilos... fue muy bonito. Aunque lo que mas nos
gusto fue el segundo dia que pasamos en el parque.
Alquilamos dos bicis y nos fuimos de excursion por los
caminos. Llegamos a un pueblecito que hay dentro del
parque y nos encontramos casi sin darnos cuenta
rodeados de monos, en los arboles, en el campo de
futbol, en el camino (habia incluso uno recien
nacido!) y nosotros alli con nuestras bicis
alucinando.
Al salir del pueblo, nos llamo la profesora y nos
invito a entrar en la escuela donde una multitud de
ninhos de unos 5 anhos nos gritaban y sonreian, nos
pedian que les hicieramos fotos o cantaban para
nosotros. Fue un momento muy especial.
Por la tarde hicimos una visita a otro pueblo que bien
podria vivir en una epoca hace mil anhos. Casas de
adobe, sin agua, sin electricidad, banhos o mas bien
agujeros comunitarios en el centro del pueblo... fue
impresionante. Despues por el camino nos encontramos
con una hilera interminable de ninhos y adolescentes
que venian del pozo que no sabemos a que distancia
estaria para traer agua para la cena. Era una imagen
muy bonita. Todos en fila, con barrenhos de agua sobre
sus cabezas, sonriendonos al cruzarse con nosotros.
Por la noche dormimos en una choza de adobe de uno de
los habitantes de Larabanga, que ha construido un
peuqenho complejo (tambien sin agua y sin luz) para
los visitantes del parque y asi poder ayudar con sus
ingresos a la comunidad. La hoguera y la luna
iluminaron nuestros ultimos minutos antes de irnos a
la cama. Ahora estamos en Tamale, hemos vuelto otra
vez a la locura de los autobuses y las estaciones. Sin
duda, estos dos dias han merecido la pena...
1besazo fuerte


Alex

1 comentario:

Joaquina dijo...

Parece que estais gratamente asombrados estos días. Qué sigais así: disfrutando del paisaje africano, de las sonrisas de sus niños, y de la paz de los pobres.
Abrazos!