...........................................................................................................

VIAJES Y COOPERACIÓN

...........................................................................................................
...............................................................................................

martes, 28 de septiembre de 2010

REFLEXIONES DE UNA NOCHE EN KATHMANDU

(29 de Agosto de 2010. 23.01h)

Nos vamos a acostar en breve. Hoy hemos ido a cenar a un restaurante un poco pijo un menu butanes y ha estado muy rico aunque nos ha costado unos 10 euros por persona, lo cual es una pequeña fortuna aqui en Nepal. Después de camino a casa, hemos escuchado musica en un bar y nos hemos metido a tomar un té y escuchar el concierto. Ha sido una noche para recordar.
Lo peor ha sido lo que hemos podido ver una noche más por las calles de Kathmandú. Se hace muy duro observar ciertas situaciones que te golpean como una bofetada y te recuerdan lo afortunado que eres en algunos aspectos.
Segun ibamos caminando hacia el restaurante, he visto a dos personas tumbadas en los escalones de acceso a una tienda ya cerrada. Apenas se distinguian sus camisetas sucias del cemento gris y la basura. Justo estaba tumbada una en el escalon superior a la otra, parecian profundamente dormidos, y me he sorprendido y conmovido al ver como las piernas del que estaba en el escalon inferior ascendian hasta el siguiente para entrecruzarse con las de que la que parecia ser su pareja. Un pequeño gesto que me ha parecido muy bonito. Durmiendo en la dureza y crueldad del cemento, aun queda resquicio a la esperanza, al amor, a la vida.
La protección de unos pies que abrazan a otros mientras el mundo les da la espalda. "Nunca estarás sola", parecían decir esos pies.
Un bello gesto de amor en la más absoluta de las pobrezas. Pero no hay nada absoluto, ni la pobreza más pésima que no pueda remendarse con unos pies que te abrazan, un consuelo, una esperanza.
¿De qué pueden valer millones de euros en el banco si jamas supiste que significan unos pies enredandote, protegiendote? Hay cosas que el dinero jamas podrá comprar, y esta sin duda es una de ellas.
La vida es muy cruel, a veces con quien menos lo merece, pero al menos mientras existan unos pies en mitad de la noche, todavia quedará algo de esperanza...
Al salir de cenar, estabamos hablando de que la cena habia sido muy cara, cuando nos hemos cruzado con una imagen desoladora: un niño de alrededor de 10 años sentado en unos escalones en solitario con una bolsa entre sus manos arrimada a su nariz para esnifar pegamento. En seguida, los dos nos hemos sentido bastante ridiculos al ir calculando si nos habiamos gastado 3,4 ó 5 euros de más en la cena. Otra imagen bastante dura, dificil de olvidar.
Y el tercer momento ha llegado cuando ya veniamos hacia el hostel despues de escuchar el concierto y nos hemos cruzado con un niño de la calle al que ya habiamos visto anteriormente. Sus ojos estaban enrojecidos y su cara desencajada, medio ido, con toda seguridad estaba bastante drogado, probablemente de pegamento. Nos ha pedido dinero y nos ha dado las buenas noches mientras no paraba de lanzar entrecortados una especie de sonidos parecidos a una oveja. Mientras caminabamos, ibamos escuchando sus balidos cada vez más lejos.
Me he dado la vuelta para mirarle y andaba sin rumbo, emitiendo esos ruidos cada pocos segundos mientras un grupo de adultos le decian algo y se reian a carcajadas. Una imagen muy deprimente.
¿Qué hizo ese niño para que el destino le tuviese preparado semejante castigo? Aqui creen en la reencarnación y que tu vida actual depende de lo bueno o malo que hayas sido en vidas pasadas. Yo no lo creo así, en mi opinión fue suerte, la casualidad quiso que él estuviera alli y no yo. La casualidad me ofreció una casa y unos padres que siempre cuidaron de mí, algo que probablemente este chico nunca tuvo.
Suerte, casualidad, fortuna, podria llamarse de muchas maneras. El hecho es que todos merecemos una oportunidad, todos deberiamos tenerla, pero desgraciadamente no es así y las calles del mundo siguen repletas de niños como él, las calles de un mundo injusto y cruel en el que terminamos aceptando como normal lo que jamás debió serlo.

No hay comentarios: